Net Zero Banking Alliance, la unión para reducir el cambio climático

Por Equipo Santander Post | 22-04-2021 | 4 min de lectura

Promovida por la Iniciativa Financiera del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEPFI), con el fin de ayudar a movilizar el apoyo financiero para construir una economía global de emisiones cero, Santander, junto a un grupo de 43 bancos, se unen para alinear sus compromisos climáticos.

La unión hace la fuerza y más cuando se trata de temáticas del medio ambiente. En el marco del ‘Día de la Tierra’, Santander se une junto a un grupo de 43 bancos que buscan dar luz verde a la economía mundial. 

Bajo el nombre Net Zero Banking Alliance (NZBA) y promovida por la Iniciativa Financiera del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEPFI) como parte de la Glasgow Financial Alliance for Net Zero (GFANZ), el Grupo Santander (miembro fundador) junto a los otros miembros, se comprometen con la transición de todas las emisiones de gases de efecto invernadero operativas y atribuibles para alinearse hacia las cero emisiones netas para mediados de siglo o antes.

La NZBA reúne a un grupo inicial de 43 de los principales bancos del mundo con la intención de cumplir la ambición del sector bancario de alinear sus compromisos climáticos con los objetivos del Acuerdo de París con colaboración, rigor y transparencia. Los bancos ven la necesidad de que los gobiernos también cumplan sus propios compromisos.

Entre los compromisos que todos los miembros de la NZBA han acordado se incluye: 

  • Realizar la transición de todas las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) operativas y atribuibles de sus carteras de préstamos e inversiones para alinearse hacia las cero emisiones netas para mediados de siglo o antes.
  • Establecer objetivos intermedios para 2030, o antes, para los sectores prioritarios de gran intensidad de GEI y de emisión de GEI.
  • Facilitar la transición necesaria en la economía real dando prioridad a un marco de trabajo con los clientes y ofreciendo productos y servicios para ayudarles en su transición.

Esta iniciativa se une a otras realizadas por Santander que desempeña un papel importante en la lucha contra el cambio climático y en la transición a la economía verde. Según Dealogic, una plataforma de información sobre mercados, a finales de 2020, Santander CIB fue el líder mundial en financiación de energías renovables. Ese mismo año, contribuyó  a financiar proyectos de energías renovables de nueva creación con una capacidad instalada suficiente para suministrar energía a 10,3 millones de hogares y evitar 60 millones de toneladas de emisiones de CO2. 

Ana Botín, presidenta del Grupo Santander, remarcó: “Si queremos que la economía mundial sea una economía verde, necesitamos hacer un esfuerzo global de verdad: que los bancos, las empresas, los gobiernos, los reguladores y la sociedad civil trabajen juntos en la misma dirección. En Santander estamos orgullosos de ser miembros fundadores de esta nueva alianza y de acelerar el progreso hacia las cero emisiones netas”.

En febrero de 2021, Santander anunció su ambición de lograr cero emisiones netas de carbono para 2050. También publicó sus primeros objetivos de descarbonización con la ambición de que, para 2030, Santander haya dejado de prestar servicios financieros a clientes productores de energía cuyos ingresos dependan en más de un 10 % del carbón térmico, además de eliminar por completo la exposición a la minería de carbón térmico en todo el mundo y alinear su cartera de generación de energía con el Acuerdo de París. 

El Grupo fijará objetivos de descarbonización para otros sectores relevantes a más tardar en septiembre de 2022, como los de petróleo y gas, transporte, y minería y siderometalurgia.

En busca de fomentar y fortalecer este compromiso de apoyar la transición verde, Santander propuso numerosas propuestas en las que se encuentra:

  • Financiar o facilitar la movilización de 120.000 millones de euros en financiación verde hasta 2025. Esta cifra aumentará a 220.000 millones de euros hasta 2030 e incluye, entre otros, financiación de proyectos, préstamos sindicados, bonos verdes, financiación de capital y exportaciones y asesoramiento. Desde 2019, Santander ha financiado o facilitado 33.800 millones en financiación verde.
  • Continuar con su posición de liderazgo en energías renovables, así como aprovechar su capacidad de originación para emitir más bonos verdes.
  • Desarrollar productos verdes para sus clientes, entre los que se incluyen: hipotecas verdes; préstamos para la eficiencia energética; préstamos para la instalación de paneles solares, para adquirir vehículos eléctricos y para la agricultura con bajas emisiones de carbono; soluciones de inversión ESG, y servicios adicionales como tarjetas ecológicas o herramientas de medición de la huella de carbono, que permite a los clientes compensar sus emisiones.
  • Trabajar con sus clientes para apoyarles en la transición hacia una economía baja en carbono con la ayuda de los equipos ESG de Santander CIB y Wealth Management.
  • Seguir luchando contra la deforestación y su impacto negativo en el cambio climático y la biodiversidad, especialmente en el Amazonas.

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más historias

¡No te pierdas nada! Suscribite a nuestro Newsletter