Más computadoras, más inclusión: cómo es el programa de Santander que fomenta la integración

Por Equipo Santander Post | 14-04-2021 | 5 min de lectura

A través de la donación de dispositivos, se busca contribuir al progreso de las personas en las comunidades más vulnerables. Cuánto se donó, quiénes son sus destinatarios y los beneficios del proyecto.

El uso de la computadora se ha vuelto en las últimas décadas en una herramienta tan cotidiana como fundamental. Ya sea para enseñar, aprender, para cuestiones administrativas, operativas, jugar e infinidad de otros usos, estos aparatos son considerados una extensión del ser humano, y bien utilizados se transforman en una puerta a la modernidad y al progreso. ¿Pero qué sucede cuando acceder a una PC no es una tarea sencilla?

Ante la imposibilidad de algunas instituciones y personas de poder contar con estos equipos tecnológicos (en especial por cuestiones económicas) Santander busca acercarles tecnología y darles la posibilidad a escuelas, hospitales, fundaciones, entre otras, a utilizarla y realizar sus funciones o tareas propias de su actividad. POST entrevistó a las personas a cargo del programa y a algunos beneficiarios para que comenten sobre la relevancia de contar con estos equipos.

“Nuestro objetivo es contribuir al progreso de las personas de las comunidades donde Santander está presente, mediante proyectos que fomenten la educación, la inclusión financiera y social, el emprendedurismo, la cultura y el medio ambiente”, explica a POST Vanesa Marignan, Gerente de Banca Responsable de Santander. Sobre cómo eligen los casos, la ejecutiva comparte que se prioriza aquellas instituciones, fundaciones, organizaciones sociales “que trabajen ejes como la educación, empleo, medio ambiente y bienestar social”.

En total, en 2020, Santander realizó aproximadamente 60 donaciones de equipos tecnológicos a distintas organizaciones y entidades. Más de 15 escuelas, 5 Hospitales, 30 instituciones como fundaciones, clubes y organizaciones sociales de diferentes localidades del país como Mercedes, Gonnet, Azul o La Carlota, entre otros, se vieron beneficiadas por las entregas solidarias.

Una escuela tecnológica

“Hay algo peor que no saber a dónde vas… y es olvidar de dónde vienes”. Parece ser que la frase del histórico libro “El Principito” se impregnó en el espíritu de Mauro Jacyk, quién tras haber vivido en Villa Lía, un pueblo de aproximadamente 2000 a 2500 habitantes con recursos medios a bajos en San Antonio de Areco, se convirtió en puente entre Santander y la Escuela 13 de dicha localidad para la donación de computadoras.

“La historia data de hace varios años y ya nos habían colaborado un tiempo atrás con unas 3 computadoras portátiles en un cambio de dispositivos (que son las que veníamos usando en lo administrativo y con los chicos)”, comparte con POST Azucena Cvitanich, directora de la escuela primaria, que hoy posee 139 alumnos y es de jornada completa. “Además siempre nos pregunta qué necesitamos o cómo estamos. Es una persona realmente solidaria y con muy buena voluntad”, completa agradecida. 

Las computadoras donadas por Santander en la Escuela 13 de la localidad de Villa Lía.

Desde la creación de la Jornada completa, la escuela comenzó a darle más herramientas a los más chicos para que puedan avanzar y mejorar sus oportunidades de crecimiento. Las computadoras, contribuyeron a ello: “Estamos armando una sala de informática para los chicos ya que dentro de las materias tenemos computación, periodismo y locución. Tenemos netbook de conectar igualdad del 2013/2015 pero la mayoría están dejando de funcionar. Así que esta donación nos cayó como del cielo”, revela la directora. 

Para este año -revela Cvitanich- tienen la intención de un proyecto de radio y otro sobre el diario digital. “Además, queremos que los chicos aprendan a realizar entrevistas virtuales. Ya que el año pasado nos dio buenos resultados”, cierra la líder de la escuela que fue partícipe de la inclusión tecnológica.

Un hospital tecnológico

La salud, cuando incluye tecnología, es mejor. Así lo vive el Hospital Blas L. Dubarry, de la localidad de Mercedes, provincia de Buenos Aires, que gracias a las donaciones de Santander (promovidas por otro oriundo de la ciudad) mejoró su sistema sanitario. “El contacto se realizó a través del Ingeniero Fernando Massello, quien es oriundo de nuestra ciudad y desde su lugar de trabajo generó los vínculos necesarios para hacer llegar a buenas manos nuestra solicitud. Recibimos la entrega el 25/1”, revela con detalles a POST, Pablo Cassiani, su Director Ejecutivo.

La alegría y la satisfacción se vio reflejada por el propio Cassiani y todo su personal de salud que, gracias a la cantidad de insumos y herramientas informáticas, les permitió mejorar sus procesos de atención y de recupero de costos de su hospital, como así también fortalecer la seguridad del paciente a través de la incorporación de la historia clínica electrónica.

Pablo Cassiani, Director Ejecutivo del Hospital Blas L. Dubarry junto a una de las computadoras donadas por Santander.

“La incorporación al Plan Nacional IMPULSA implicaba tener de antemano el hardware necesario. La donación que Santander ha realizado a nuestro hospital, permite colocarlo en los estándares máximos, y poder llevar adelante un proyecto de digitalización sanitaria en nuestra localidad”, afirma a POST. 

¿Qué valor tiene la presencia de computadoras para el personal de salud? El director responde y cierra que, contar con computadoras de última generación, que no son de descarte, sino que son elementos que están actualizados para el contexto actual, “permite dar mayor fluidez a los sistemas de atención del paciente, mayor cobertura, una organización más estable y confiable y por, sobre todo, la seguridad de una historia clínica electrónica que permite desde la visualización de todos los estudios de un paciente, hasta el diálogo entre colegas profesionales”.

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más historias

¡No te pierdas nada! Suscribite a nuestro Newsletter