Laura Petraglia: “Un líder que no ejerce hoy su función de coach, está obsoleto”

Por Equipo Santander Post | 23-06-2022 | 8 min de lectura

Siendo parte de la primera ola de coaches en la década del 90’, la también escritora y conferencista hace un repaso de su historia y comparte su visión sobre la disciplina que está cambiando el mundo. Además, los detalles de “Las Buenas Prácticas”, su propio sistema de auto coaching.

Desde niña, ya daba indicios de quién iba a ser o hacia dónde se iba a dirigir. Jugando a que daba clases a sus muñecas, Laura Petraglia sabía en su inconsciente que su vida iba a estar destinada a ayudar a los demás. Con el tiempo, tomó decisiones que se dirigían hacia esa meta trascendental. 

Tras estudiar coaching en la Universidad de Cambridge, siendo parte de la primera gran ola de la disciplina que todavía estaba en vías de desarrollo, continuó educándose y especializándose cada vez más en la materia. Hoy cuenta con más de 25 años de experiencia entrenando personas y equipos en diversas organizaciones en Latinoamérica.

Con el tiempo se especializó en auto coaching, una disciplina que incita a las personas a ser responsables de sus procesos y convertirse en su propio coach. Tras una vasta experiencia y gran cantidad de vivencias, creó su propio sistema de auto coaching llamado “Las Buenas Prácticas”, con el que ha entrenado a más de 15.000 personas.

En un mano a mano con POST, Petraglia comparte de qué se trata el catálogo de 52 prácticas y comparte su mensaje y reflexión para el lector.  

En pocas palabras ¿qué es para vos el coaching?

El coaching es el arte de acompañar y guiar un proceso de cambio y aprendizaje, en el cual la persona o equipo amplían sus recursos de afrontamiento a los desafíos que la realidad les presenta.  El coaching amplía “tu casa de herramientas” de tal modo que tengas nuevas habilidades, nuevas actitudes, nuevas competencias y que tengas, además, un método para utilizarlas adecuadamente, haciendo frente a la realidad y al futuro con respuestas innovadoras y efectivas. 

Te denominas ‘coach del autocoaching’ ¿Qué significa?

Soy de los coaches de la primera ola, desde el año 1999 en que me recibí en un programa de la Universidad de Cambridge. Llevo mucho tiempo en la profesión y en los últimos años me di cuenta que no bastaba con el método tradicional del coaching para tener buenos resultados, sobre todo cuando hablamos de aplicarlo  en una organización. Por eso creé un método de auto coaching que llamé “Las buenas prácticas”,  un catálogo de 52 prácticas que estructuran un entrenamiento semanal a lo largo de un año. 

¿Cómo funciona?

Cada persona o equipo puede seleccionar las prácticas que le hacen más sentido y armar su propio plan de autocoaching. Mi método facilita que cualquier persona pueda con una guía práctica y simple conducir su propio entrenamiento. Más de 15.000 personas se han entrenado con mis materiales de autocoaching y sigo produciendo nuevos cada año. La premisa que está detrás de los programas de auto coaching es mi creencia de que la persona es responsable de su propio entrenamiento, de nuestro propio bienestar y que tiene que tomar en sus manos toda posibilidad para aprender sobre todo en estos contextos de tanto cambio. Mi compromiso es entregar estos materiales, para que las organizaciones lo pongan en manos de las personas y ellas lo utilicen con sus equipos de trabajo, con sus familias y obviamente con su propio proceso de cambio y evolución.

Sos inspiradora de muchas personas, pero a vos, ¿qué o quién te inspira? ¿Por qué hacés lo que hacés?

Hago lo que hago porque es mi misión de vida, desde muy pequeña jugaba a dar clases a todas mis muñecas y desde muy pequeña entendí que la pasión de mi vida era esto de crecer y ayudar a crecer y a eso dedico mi vida entera. Busco todo el tiempo inspiración en la música, en la naturaleza, en la lectura, en el arte, en los viajes, en experiencias nuevas y diferentes.

Como Licenciada en Ciencias de la Educación y, a la vez, coach ¿Creés que es factible incluir coaching en los procesos educativos actuales? ¿Cómo es la actualidad del vínculo entre la educación y el coaching?

Mi opinión basada en tantos años de profesión es que las herramientas del coaching son imprescindibles para el mundo de hoy, y para una formación integral de un ser humano. Estas herramientas deberían estar incorporadas desde el jardín de infantes y acompañar todo el desarrollo de las inteligencias múltiples que tenemos todos que desplegar para enfrentar los desafíos no sólo laborales sino existenciales. Las herramientas que brinda el coaching no deberían ser “exclusivas” sino estar al alcance de todos, por eso dedico mi vida a expandir esas herramientas y hacerlas accesibles a todo público.

¿Cómo se puede hacer para que el coaching sea accesible para todos y todas?

Bueno justamente en el sentido de la accesibilidad es qué desarrollo estos materiales de autocoaching para que cualquier persona independientemente de su nivel educativo pueda tomar ese material y acompañarse y acompañar a otros en un proceso de Coaching. Estos materiales de auto coaching son utilizados en organizaciones en las cuales se auto entrenan los equipos de trabajo con la guía de un facilitador que en este caso puede ser un jefe, en la escuela puede ser un maestro, en la universidad puede ser un profesor. Mis materiales funcionan creando espacios de conversaciones con sentido y realizando la práctica seleccionada. Cualquiera lo puede hacer. Por eso brego para que este método esté en la educación formal y en las organizaciones.

¿Por qué las empresas y los líderes necesitan procesos de coaching? ¿Qué les aporta?

Qué los líderes cuenten con herramientas de coaching es indispensable en el mundo de hoy en qué hay que enfrentar tantos cambios. Un líder es el coach natural de su equipo el que debe promover su crecimiento y despliegue de talentos en función de alcanzar los objetivos y si ese líder cuenta con una guía puede expandir al equipo en múltiples habilidades como son la asertividad, la gestión del tiempo, la gestión del cambio, la gestión emocional, la innovación, el manejo del estrés, entre otros. Hoy un líder que no ejerce su función de coach está obsoleto.

Promovés el concepto de Kindfulness ¿de qué se trata? ¿Cómo se puede aplicar y desarrollar más en el mundo y en las empresas?

Kindfulness es mi reciente material de auto coaching, creado para promover el desarrollo de la inteligencia social indispensable para crear equipos de trabajo productivos, felices y armónicos. La inteligencia social se despliega a través de la empatía, la amabilidad, aprender a participar, a ser solidario, colaborativo, generoso, comunicativo, bondadoso, cuidadoso del entorno. En definitiva, mi programa de Kidfulness desarrolla todas las habilidades que necesitamos para crear un mundo mejor. La inteligencia social se aprende y es muy dañino para nuestra sociedad que no se enseñe formalmente en ningún lado. Yo creo que en la empresa de hoy es indispensable el entrenamiento en estas áreas del desarrollo personal, por eso cree este programa de auto coaching, inspirándome en una frase de Richard Davidson de la Universidad de Wisconsin y presidente del Center for Healthy Minds “un cerebro sano es un cerebro bondadoso. 

Contás con más de 27 años de experiencia y más de 15 mil personas entrenadas. ¿Qué historia o momento te marcó más? ¿Por qué?

Son muchas experiencias las que me acompañan en este largo camino, pero lo que más me conmueve es la gratitud de la gente o cuando me encuentro con alguien que vino a un entrenamiento o está utilizando mis programas de auto coaching y me dicen: “esto me cambió la vida”, “con las herramientas que usted me enseñó mejoró la relación de mi pareja”, “ahora me quiero más y soy más feliz”, o “ahora me va mejor”.  Mi felicidad es ver cómo los que se comprometen consigo mismos salen adelante, cambian, crecen y ayudan a otros a desplegar lo mejor de sí.

¿Qué conclusiones o reflexiones te nacen luego de este largo proceso?

Después de este largo camino lo que te puedo decir es hay que seguir la pasión, lo que te da propósito en la vida. Yo cada día me levanto con alegría para crear y realizar mi misión en el mundo. 

¿Qué último mensaje te gustaría dejarle al lector?

Hay que comprometerse con el propio crecimiento y bienestar. Sos el amor de tu vida, tienes que darte a ti mismo una buena vida. Y eso sólo se logra si dentro tuyo tenés un repertorio de herramientas y habilidades que te permiten interactuar con el mundo desde un lugar de valor personal. Hay que entrenar ese es mi mensaje y vivir con pasión y sentido.

3 comentarios

  1. Betina dice: 2022-06-23

    Hermosa nota! Felicitaciones. Laura es de esas personas que dejan huella en las vidas por las que pasa.
    Un placer escucharla, leerla y aprender con ella.

  2. Nancy Novoa dice: 2022-06-23

    Me encanta leer todo el poder que tiene el auto coaching, y cómo se puede entrenar para potenciar las habilidades del siglo XXI que son base fundamental para nuestro proceso evolutivo como seres humanos.

    Te felicito Laura por contribuir y enriquecer las experiencias de miles de personas que han trabajado con tu método de Las Buenas Prácticas, y por crear la guía para seguir el camino de Estar Bien en estos tiempos.

  3. Silvia dice: 2022-06-27

    Gracias Laura Petraglia!!
    Tuve la oportunidad de tu choaching laboral a través de mi carrera, en la industria farmacéutica. Quedaron grabadas en mi, algunas prácticas que nos enseñaste, con ese modo teórico-práctico, que hace más sencilla la incorporación de conceptos.
    Corrían los años 90 y verte con el merecido desarrollo que lograste, me pone muy feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más historias

¡No te pierdas nada! Suscribite a nuestro Newsletter