¿Cómo construir una cultura digital en tu empresa?

Por Equipo Santander Post | 21-12-2022 | 6 min de lectura

Desarrollar y establecer una cultura digital es uno de los puntos importantes que las empresas deben considerar, tanto para ayudar y favorecer el desarrollo profesional de su equipo, como por la supervivencia de la propia empresa. Conocé más sobre ella.

La cultura de la empresa es el ADN. Es la que define cómo se hacen las cosas dentro de la compañía, qué la diferencia del resto y por qué el talento siente que está en el sitio correcto.

No solo se refiere a la manera en que las personas trabajan, sino también a sus hábitos y actitudes, sus valores y las relaciones dentro y fuera de la compañía

La pandemia cambió la perspectiva y la cultura digital tomó protagonismo, principalmente por la introducción del teletrabajo y las diferentes herramientas que hicieron posible su correcta implementación.

Si bien hay varias empresas que tienen un ADN digital, siendo capaces de aceptar el cambio con relativa facilidad, otras son mucho más resistentes. Y es que la transformación digital y cultural son dos aspectos que van de la mano y no se pueden ni se deben separar.

La cultura digital en la empresa

“No se trata de tecnificar o robotizar las empresas, sino que justamente se trata de un cambio de modelos mentales. Es agregar capacidades digitales a los procesos y activos de un área para básicamente lograr más y mejores resultados”, indica Alfredo Terlizzi, CEO y founder de Workia que agrega que se trata de “reorientar funciones y responsabilidades, modificar procesos y adoptar nuevas herramientas”.

Por otra parte, bajo esta línea, suma que la digitalización “es una decisión de las máximas autoridades que entienden que ya es una realidad y que la resistencia al cambio le quitará competitividad a nivel del negocio en distintos aspectos”.

Por eso mismo, para que las empresas puedan lograr crear y fortalecer su cultura digital, deberán seguir 7 pasos claves compartidos por los expertos:

  1. Identificar y desplegar agentes o embajadores del cambio e involucrar y apoyar a los empleados/as en el fomento de la cultura digital.
  2. Aplicar indicadores de desempeño digital (KPI) que se centren en la adopción y evolución de comportamientos más que en logros o errores.
  3. Utilizar herramientas colaborativas para aumentar la transparencia y llegar a todos los empleados; fomentar trabajo colaborativo que conecte a los empleados con la dirección.
  4. Invertir en las competencias digitales que realmente son prioritarias.
  5. Hacer tangible el cambio de cultura.
  6. Transmitir con claridad en qué consiste el enfoque digital y hacer visible la implicación de la alta dirección (por ejemplo, el desarrollo de nuevos comportamientos y actitudes por parte de los directivos les convertirá en modelo a seguir).
  7. Adoptar un enfoque sistémico.

Recursos Humanos, un sector clave

Una investigación realizada por Couchbase indicó que más del 90% de las iniciativas de transformación digital fracasan. Las razones radican en que muchas empresas creen que invertir en tecnologías digitales es suficiente para impulsarlas hacia la industria 4.0. Sin embargo, lo que define su efectividad es el resultado de tres elementos: tecnologías digitales, liderazgo digital y, lo más relevante, cultivar una buena cultura digital. 

“Las políticas de RRHH dentro de la empresa es algo que ayuda a construir cultura, y con la tecnología hoy podés hacer gestiones que ni te imaginabas. Si la empresa necesita poner foco en organizarse, entonces puede diseñar digitalmente esquemas de jerarquías por donde fluya la asignación de tareas y documentación; lo mismo con equipos híbridos o presenciales que necesitan establecer tiempos de trabajo, turnos o días libres en la operación, hoy lo pueden hacer todo digital”, explica en entrevista con POST, Gonzalo Soaje Pinto, Co-Founder y CFO de Fichap.

Resulta clave contar con una visión y estrategia claras sobre cómo se llevará a cabo el cambio, incluyendo objetivos concretos, para que toda la organización esté orientada en la dirección correcta. Por eso, el sector de RR.HH también resulta clave. Comenzar la transformación digital desde esta área de la empresa genera un conocimiento interno que permite, a su vez, realizar estas actividades de una manera más alineada con los objetivos de la compañía y los nuevos valores de los modelos organizativos que incluyen la transparencia, la colaboración y la participación.

Cambios tech en equipos diversos

Desde principios de siglo se habla de nativos e inmigrantes digitales. Los principales rasgos a la hora de explicar las diferencias generacionales (como la Generación X y Generación Y) están asociados al encuentro con la tecnología digital.

“Un error muy común en las empresas es no darle un enfoque multidisciplinario al cambio cultural/transformación digital y capacitar a algunos y no a todos los integrantes de un área específica, y resulta fundamental que sea a todos y no a unos pocos”, comenta Terlizzi y aclara: “el salto de la transformación y la agilidad no debe tener sesgos de falta de integración, de las distintas generaciones por dar un ejemplo. Los cambios deben ser pensados en conjunto para que todos sigan la misma línea y los objetivos antes planteados puedan ser cumplidos según los KPIs que inicialmente definimos como el camino a seguir”.

Un estudio hecho por Microsoft EMEA encontró que las organizaciones con una cultura digital bien establecida tienen: 

  • 5 veces más empleados que se sienten empoderados. 
  • 4 veces más colaboradores con alto grado de compromiso. 
  • 3 veces más trabajadores con gran nivel de innovación. 
  • 2 veces más empleados que se sienten productivos. 

Los números hablan por si solos y la convivencia generacional es un hecho. El desafío de las empresas hoy reside en lograr el punto de equilibrio entre pasado, presente y futuro para lograr cumplir objetivos y ser sostenibles en el tiempo, tanto con sus clientes externos como los internos.

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más historias
Artículo

En un mundo basado en el uso inteligente de los datos, estos resultan valiosos para fortalecer la toma de decisiones estratégicas en las organizaciones. ¿Cómo aprovechar el el dark data, conocido también como datos ocultos, para hacer crecer los negocios? ¿Cuáles son las herramientas y soluciones disponibles para procesar esta información? 

Innovación 5 min
¡No te pierdas nada! Suscribite a nuestro Newsletter