5 estrategias ideales para visibilizar los servicios de tu pyme

Por Equipo Santander Post | 03-05-2022 | 7 min de lectura

Realizado el plan de negocios, será muy importante para las empresas salir a captar y fidelizar clientes para poder crecer. Expertos revelan a POST algunos tips para aumentar el posicionamiento e impacto.

Para que una compañía pueda alcanzar el éxito deseado, no solo debe tener en claro qué ofrecer y a quién. La visibilidad de sus productos y servicios se convierte también en una pata fundamental para sacarle jugo a sus propias creaciones. 

Sin estrategias de difusión y expansión, será muy difícil para ellas adaptarse y diferenciarse de la competencia. Por eso, en busca de conocer el ABC en la temática, POST entrevistó a expertos que marcaron 5 puntos claves a tener en cuenta para visibilizar tu pyme

  • Un plan de negocios sólido

Construir con bases sólidas un plan de negocios es la base de la construcción de cualquier negocio. Este primer paso es clave para que los líderes puedan dar el tan ansiado próximo paso para dar visibilidad a  sus productos o servicios. 

¿Por qué? En primer lugar, porque la solidez del negocio es lo que, en definitiva, va a ayudar a destacar a la compañía entre otras empresas dentro del mercado y, en segundo lugar, porque es importante saber cuál es el soporte y la fuerza de su estructura de la compañía, en caso de que la visibilidad genere un impacto importante en tu producción. 

Un plan de negocios es un documento que establece los detalles, justamente, del negocio. Abarca información amplia: lo se vende, cómo es el mercado, cuál será el plan para vender, cuánta es la financiación que requiere, las proyecciones financieras y permisos, las cuotas de alquileres y otros documentos necesarios.

“Creo que lo primero es conocerse a sí mismo; emprender tiene que ver con el hacer pero más tiene que ver con el SER. Preguntas como por ejemplo, ¿Quién soy?, ¿Quién quiero ser? y ¿Por qué hago lo que hago?, son un ejercicio sumamente efectivo para darle luz a nuestro propósito personal que indefectiblemente estará siempre ligado a los objetivos de nuestro proyecto y responderá a necesidades de nuestros clientes”, opina a POST, Ariel Ernesto Pérez Barrio es CEO y Creador de Oki Alimentos Saludables.

Hay cuatro cuestiones que las marcas no se pueden olvidar en la creación de su plan de negocio y que deberán revisar para poder dar el salto que quieren. En principio, es hallar la oportunidad de negocio que conlleva la información sobre su idea, la visión, la misión, la razón de ser del proyecto. 

En segundo lugar, la propuesta de valor de la Pyme, qué es eso que ofrece para solucionar el problema detectado. Además, es importante entender las características del mercado al que se están dirigiendo y al público objetivo. Finalmente, la inversión necesaria no puede quedar afuera teniendo en cuenta en qué periodo de tiempo se recuperará y la fase de retorno que se espera.

  • Posicionamiento en redes

La presencia en las redes puede resultar redundante y obvio, pero estas son muy importantes para las marcas. Estar en las redes sociales no significa estar en todas, ni tampoco tener que generar contenido para cinco espacios diferentes; sino más bien entender dónde hay que posicionarse según el mercado que la empresa quiere conquistar. Facebook, Instagram, Twitter Linkedin, Tik Tok, Pinterest son las opciones más elegidas. La pregunta es: ¿cuál se acopla más a mi público?

En principio, para definir en cuál deberían estar es clave elegir la temática sobre la cuál van a hablar en la red social, ya que cada una tiene un público objetivo y una funcionalidad diferente. Antes de crear y colocar contenido en las redes sociales deben hacer un análisis profundo sobre los gustos, características y necesidades de la comunidad. En este caso, es importante contar con toda la información y no olvidar qué hace la competencia.

“Es importante crear una identidad digital sólida. Si bien pueden tener negocios que no han comercializado hasta el momento a través de medios digitales, hoy estar presente en ambos mundos es fundamental, explica a POST Laura Gaidulewicz, fundadora y directora de Binden Group y agrega: “Puede que un cliente o un distribuidor concrete su compra de manera física, a partir de una serie de intercambios que no se desarrollan online, pero que haya indagado alternativas o precios a través de la web, de redes sociales o mercados digitales”. 

Por otro lado, se recomienda la utilización de las pruebas A/B, que son una herramienta de investigación valiosa para probar pequeñas variaciones en tus contenidos publicitarios para determinar cuál es el más efectivo para tu audiencia objetivo. 

Una prueba A/B permite probar los dos diferentes tipos de anuncios y medir los resultados a través de distintas variables para descubrir en qué formato propicia más interacciones con sus clientes.

  • Comunicación directa que funcione

La comunicación directa y personalizada consiste en todas las formas de comunicación sin intermediarios que la empresa tiene con su mercado. Esta forma de comunicarse puede ser realizada personalmente, por teléfono o por correo directo. Esto implica proveer información particularizada a grupos con intereses o características en común. 

“Muchas veces, cuando las pymes comercializan sus productos a través de distribuidores, dejan de lado que lo fundamental es llegar de manera directa sobre quienes los eligen. Hoy es mucho más fácil y barato lograrlo”, señala Gaidulewicz.

Para lograr una comunicación directa es clave la estrategia de datos que obtenga gustos, preferencias, interacciones; así podrán lanzar una comunicación de email marketing ideal. Este tipo de campañas tienen un costo de inversión bajo y permite estar en constante contacto con el público más cercano.

  • Road map de eventos

El posicionamiento de una marca mucho se relaciona con cómo ven los de afuera a la propia marca y, en ese sentido, es clave estar en los lugares qué, no sólo está tu competencia, sino también que están tus clientes y tus probables compradores.

Ferias, eventos, universidades, summits, son espacios que hay que mapear para poder realizar un análisis de agregado de valor a la empresa. Algunos se realizan de manera anual y otros de forma esporádica, por lo que es aconsejable replantear este mapa una vez al año con los costos de participación para cada uno y de qué manera hay que exponerse: ya sea desde una charla, un stand, el logo como sponsor, o simplemente asistiendo para poder lograr un nuevo espacio de networking.

  • La experiencia del cliente

Finalmente, es clave poder generar un roadmap de la experiencia del cliente. ¿Qué quiere decir esto? Que la compra no termine sólo en la misma compra, sino que las empresas puedan seguir conectados con el cliente que nos eligió; de esta manera se podrá crear una experiencia distinta a la que los demás competidores ofrecen, ya que no se trata sólo de atraer a las personas a los servicios y los productos, sino también que los sigan eligiendo y que el precio no sea la única arma de competencia.

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más historias

¡No te pierdas nada! Suscribite a nuestro Newsletter